Horario : De lunes a viernes: de 9 a 13:30 h y de 16:00 a 19:30 h
  Contacto : 944962045

Historia de la farmacia

El primer farmacéutico del que tenemos noticia en relación con esta farmacia es Don Julián Lejarreta y Aguinagalde (Bilbao, 1822). En cuanto a su ubicación, ésta debía ser la misma que tuvo años después, en el Cantón de Lope García de Salazar, en la casa nº 5.

Don Julián Lejarreta se mantuvo al frente de su establecimiento hasta que falleció, en 1877. Entonces, la farmacia continuó abierta a nombre de su viuda Doña María Laca y regentada por varios boticarios.

Pero la viuda de Lejarreta no sobrevivió a su marido muchos años, y así, para finales de 1888 la farmacia estaba a nombre de Doña Esperanza y Doña Emérita Lejarrtea, hijas de Don Julián.

Poco tiempo permaneció la farmacia en manos de las herederas de Lejarreta, porque para principios de 1890 ya habían traspasado en establecimiento a Don Gabino Fernández (La Rioja, 1856); sin embargo, su paso por la villa fue puro trámite, ya que cuando no habían pasado ni 2 meses del traspaso, vendió la farmacia y se trasladó a Bilbao, donde ejercería en Urazurrutia, 2 hasta su fallecimiento.

El nuevo propietario, Francisco Fernández y Fernández (Burgos, 1852) tampoco se establecería de manera definitiva en el municipio y al cabo de 2 años traspasó la oficina a Don Eduardo Ruiz (Burgos, 1854).

Don Eduardo, a diferencia de sus predecesores, permaneció algún tiempo más en Portugalete, pero tras 5 años al frente de su establecimiento acabó traspasándolo en marzo de 1898.

El nuevo propietario Don Pedro Villareal Garcés, para cuando vino a Bizkaia llevaba ya 42 años ejerciendo la profesión, y siguiendo el comportamiento de sus antecesores, cuando llevaba apenas 2 años en esta farmacia, la vendió y se dio de baja en el Colegio de Bizkaia.

Entonces pasó a estar al cargo Don Wenceslao Carredano y López, que contaba con una experiencia de 12 años como boticario fuera de la provincia cuando se estableción en Portugalete en 1900, pero al año y medio la farmacia fue traspasada a Don Gabriel Arenillas.

Sin embargo, al cabo de 2 años, Don Wenceslao Carredano volvió a vender la farmacia a Don Elisardo García.

Desde la muerte de su fundador, Don Julián Lejarreta, la botica parecía no haber vuelto a conocer la estabilidad, ya que en menos de 20 años, había pasado por las manos de siete farmacéuticos diferentes (sin contar los regentes). Pero con este nuevo propietario que tomaba las riendas, esta situación cambiaría.

En Mayo de 1904, Don Elisardo García compró la farmacia que quedó abierta oficialmente en junio de ese mismo año y en la que se mantuvo al frente a lo largo de 26 años, hasta que falleción en 1930.

Después estuvo a nombre de su viuda y regentado por el hermano de ésta Don Basilio San Millán Angulo.

En 1953, la viuda de García traspasó la farmacia a Don Miguel Arnáez Capellán. Este nuevo armacéutico (Haro, 1915) había ejerciso 2 años como regente en Burgos y 18 años como propietario en La Rioja. En la botica de Portugalete trabajaría a lo largo de 22 años, hasta que falleciera en 1986.

Finalmente, su hijo Don Borja Arnáez Moral, natural de Bilbao y licenciado en farmacia por la Universidad de Navarra en 1988, fue quien heredó esta farmacia y quien ejerce en ella desde 1989 hasta la actualidad.